Abrir ojos a espacios rotos

La atención es lo que basta para descubrir, y claro; tiene esta Baza tanto… tanto que valorar, que conservar….. que se pierde, que se lía y se bloquea y deja de hacer lo prioritario lo fundamental, lo que con limpieza y poco más. Lo que con menos presupuesto aún, puede embellecer y dar . Así es mi mejor baza, la que pasa desapercibida pero afea. La que guarda rincones olvidados sobre los que nadie ha posado sus ojos, viendo la belleza de la sencilla casa arrinconada, sus recovecos y su olor a húmedo y rancio pasado que acerca sombras, y rayos de luz, y escaleras que suavizan esas cuestas, tan de estos pueblos que nacen desde la altura.
Este espacio, será mi mejor baza, para contar para ensalzar y para lanzar esos rincones que sin voz, sin imagen, y apagados por la desidia, servirán para descubrir la luz, que sin grandes presupuestos, pueden aportar a esta Baza que me duele.

bajada de la calle Antonio Machado con la baranda que permite ver la callejuela
Pilar
Altiplano y Baza

Mi mejor baza, es la que me duele, la que añoro porque se ha ido marchando, La que anhelo, porque era basta en su extensión, fuerte y bella; La que detesto, porque se dejó deshacer y se durmió como quien no busca ser y no quiere estar. Mi mejor baza, la descubro en sus tortuosas calles, con abandonadas casas que se hunden y dejan prendidas sus antiguas persianas que se desploman como lágrimas preñadas de dolor.