ENSOÑACIONES

BARRIO DE SANTIAGO, BARRIO EMBLEMÁTICO DEL CENTRO HISTÓRICO DE BAZA, REVALORIZADO POR LOS BAÑOS DE LA JUDERÍA, QUE SALVÓ Y ELEVÓ A MONUMENTO NACIONAL DON VICENTE GONZÁLEZ BARBERÁN

Por el 12 julio, 2017

SANTIAGO, UN BARRIO CON ENCANTO en Baza. Un barrio en el centro histórico catalogado, en el año 2003, un barrio  atractivo para  la visita turística gracias a su entramado de callejones y al recurso estrella: LOS BAÑOS DE LA JUDERÍA, hoy llamados  Baños de la Marzuela.  Monumento Nacional gracias al “ínclito y nunca  bien ponderado” que debería ser reconocido en Baza como merece, DON VICENTE GONZALEZ BARBERAN

Barrio de Santiago, barrio incluido en el Centro histórico de Baza, repleto de callejones estrechos que nos retrotraen a aquél bajo medievo de la gran Batza que fue esta ciudad que vivió momentos de gloria, por su riqueza en todos los ámbitos. Ciudad codiciada y de difícil acceso , fue por eso que perdió tanto, entre conquista y reconquista. Hubiera sido necesario un rey que no se quedara en “Puerta de Salomón”   y que hubiera alumbrado (¡a quién!) para no perder riqueza y belleza entre guerras inciertas.

¡Ganar aunque perdiendo sea! así son las conquistas de quienes a toda costa quieren  poder por poder.

Barrio de Santiago  con su iglesia , con su emblema y con su “cruz de protección” en calle  Corredera, de la que el único rastro que queda es un pedestal  en piedra grabada del que habla en su blog,  Florencio Castaño,pincha aquí una cruz desaparecida de la que solo queda un pedestal olvidado sin más paso que el impropio, y en este caso ya alejado de un barrio que seguramente nació allí, por ser lugar de paso, de llegada o de camino hacia no se sabe dónde,  porque  Baza ha sido y es  lugar de paso.

Barrio de Santiago, barrio potente a lo largo de su historia, en aquellos tiempos de aguas aprovechadas para el ocio, para la belleza y para la salud ,  para la vida que florecía entre huertos de frutales , jardines mezclados  y patios frescos con fuentes y rincones  de pequeñas plazas con pilares que en las noches de verano de cielos de estrellas servían para reunir a los vecinos que al son de unas guitarras amenizaban conversaciones y juegos de chiquillos que al corro y a correr jugaban en estas noches de estío. Mi madre me lo cuenta; así transcurrió su infancia entre risas y cantares ,entre heno y frutales.

Mi tía Carmela, mi tía Lola, mi tía Pepa, en el barrio de Santiago: tiempos de infancia,  tiempos de recuerdos , de jugar a las “casicas” de cortar flores  en el huerto de mi abuelo donde las rosas , los frutales , y el campo de amapolas daba paso a la siega dónde vivíamos la infancia con el lujo de lo auténtico en esos veranos que prolongábamos las vacaciones antes de ir hacia la playa.

Mi madre también  me cuenta de su infancia en esos veranos , y era cuando llegaba septiembre, tras la cosecha,  de cómo iniciaban el largo trasiego vacacional hacia Águilas  en busca del mar, o hacia Lanjaron para tomar  esos baños termales  que tanto beneficiaban a mi abuela Ramona delicada siempre, tanto, como hacendosa era.

Mi madre recuerda leyendas que se contaban en el vecindario, que había una bajada desde la alcazaba hasta la judería . Todo estaba minado, me dice: bajo el callejón de los gitanos y el callejón de los pollos , desde la calle del Cáliz hacia abajo minado; En su momento, encontraron esqueletos de caballos … que dicen que allí quedaron….entonces  recuerdo leyendas escritas pero no esto.

Mi madre sigue recordando,  sin leyendas , los Baños Judíos, (hoy  Monumento Nacional)  entre casa y cueva con cuadras y estancias preciosas muy encaladas y con una escalera de caracol para acceder a estas .  Yo recuerdo a Mateo y a Manuela no más, ( los últimos moradores de este recurso que lo es hoy y de gran interés. Amantes ellos de la radio y de las llamadas cuando yo andaba por antena3”) . Fue un revuelo cuando los rumores se iniciaron en los años 70, del siglo pasado, aunque mi madre me dice: “Todo el mundo sabía que aquello era lo que era desde siempre que yo recuerde, los baños los usaron de cuadras y así se salvaron” me relata ella con la mirada perdida, recordando esos tiempos que vuelan y que revolotean en la mente de una forma especial y maravillosa cuando el tiempo te ha permitido visualizar tantos cambios para al final recuperar, recuperar para generaciones venideras manteniendo la huella, preservando la historia.

DON VICENTE GONZALEZ BARBERAN, Consejero Provincial de Bellas Artes, en la publicación, bajo el título: BAÑOS  ARABES MEDIEVALES. A propósito de los Baños de la Judería de Baza. Baza 1975

 

Historia de un Monumento Nacional escrita por su proclamador, Recopilación muy interesante que su autor cedió al Ayuntamiento de Baza para que hiciera uso como estimara conveniente de cara a Baza y a los bastetanos.

Escribe:

“Con segura esperanza y cierta alegre emoción firmé el 30 de mayo de 1974 el escrito en que, tras diversos preparativos, proponía al

Director General de Bellas Artes la declaración de Monumento  Histórico- Artístico con carácter Nacional, a favor  del  “Baño de la Judería” de Baza. Quería con ello  –y con otras acciones semejantes–  aportar mi grano de arena a la inaplazable labor de devolver a Baza ese prestigio y brillo que por su gloriosa historia merece, y que en tantas ocasiones han sido olvidados.

No tuve realmente  que esforzarme en encontrar argumentos  válidos para los preparadísimos técnicos de la Dirección General, ante quienes me limité a acompañar los datos y plano que del documento dio el insigne Don Manuel Gómez Moreno. Por otra parte se daba la circunstancia de que el conocido arquitecto e historiador del Arte, Don Fernando Chueca Goitia, figura muy significativa en los altos organismos  de Bellas Artes y autor del bello “Pueblo Español” de Palma de Mallorca, había tenido años antes, con tal motivo, la feliz idea de incluir en aquella antología de la arquitectura española unos baños hispano-árabes, inspirándose precisamente en los de Baza”.

 

 

 

HOY EN DÍA SOLO PODEMOS IMAGINAR Y MEJORAR A TRAVÉS DE LA LIMPIEZA Y EL EMBELLECIMIENTO DEL ENTORNO CON ACTUACIONES FÁCILES QUE REALCEN EL RECURSO MONUMENTAL Y EL PROPIO BARRIO DE SANTIAGO

Un edificio que en su exterior ha recibido críticas de los bastetanos por no ser el más adecuado para lo que con piedra y ladrillo y techos abobedados hubiera dado otra imagen a este espacio que hoy lucha a la contra de la idiosincrasia del barrio. No hay estética no hay integración.

Hoy los Baños bastetanos en el barrio de Santiago, han recibido una restauración que si bien en su interior es bastante interesante superando en calidad a la que en un principio se realizó ( bastante desafortunada) si es cierto que su exterior  desagrada por el volumen que invade   una plaza acogedora que lo fue  históricamente, y que ahora se presenta sin demasiado cuidado y con falta de limpieza, albergando a la vez señales de tráfico en su fachada, inapropiadas, en las inmediaciones de un Monumento Nacional. Este entorno mejoraría con una limpieza necesaria  de toda la fachada del  edificio en sus calles Caniles y Acequita, a la vez que al estar limpia contagiaría a los vecinos que lo rodean para adecentar y embellecer las casas  que deberían sustituir uralitas por otro tipo de acabados imitaciones de madera o tejados, esto debería tener algún tipo de subvención para facilitar el cambio de imagen que sin lugar a dudas impactaría positivamente. Eliminar los maceteros  y plantar un árbol con más carácter para este espacio, un olivo, se me ocurre pensar entre otros  y respetar libre ese espacio  de señales y de aparcamientos o de cualquier elemento que utilice esta fachada como soporte.

La recreación a plumilla de Bienvenida González  permite visualizar, cómo limpieza en este edificio protegido y plantas adecuadas y contundentes , así como embellecimiento de fachadas del entorno,( que seguirían el ejemplo del ente municipal, una vez este lo haga) darían la categoría y el encanto que este barrio conserva en su entramado de callejones singulares y con un recurso, MONUMENTO NACIONAL digno de ser visitado en cualquier época del año pero muy interesante en este tiempo de verano, donde el interior de los baños invitan al  conocimiento, al fresco y al sosiego; y el paseo por sus callejuelas  estrechas decoradas y engalanadas de geraneos para la celebración de la semana cultural, que llega con LA DAMA, y que viene celebrándose desde hace más de 25 años, invitan al callejeo.

 

TAG
Artículos relacionados

DEJA UN COMENTARIO